La emoción, clave en la gestión de los equipos de trabajo

    La emoción, clave en la gestión de los equipos de trabajo

    ¿Sueñas con formar el equipo de trabajo ideal? En este post analizaremos algunas de las claves para que una empresa sepa encauzar bien y aprenda a gestionar su departamento de recursos humanos y sus equipos de trabajo. Partiendo de la base de que trabajar en equipo es algo sencillo y fácil de llevar, podemos llegar a la conclusión de que el trabajo en equipo es mucho más que compartir espacio, medios y alguna que otra reunión.

    Pero si echamos un vistazo a la situación actual de las empresas nos damos cuenta que el panorama está cambiando. Lo primero que debemos analizar son las funciones dentro de los equipos de trabajo y dentro de la propia organización. El departamento de recursos humanos dice trabajar para gestionar al resto de personas, pero desafortunadamente en los últimos años la mayoría de empresas han convertido a sus empleados en meros recursos sustituibles.

    En este sentido, la aparición de nuevas tecnologías, las nuevas formas de comunicación social y la idea de crear sistemas de trabajo basados en organizaciones más ágiles, han hecho que las empresas tengan la necesidad de cambio. Pero un cambio que se gestione día a día y que sirva para innovar y mejorar ese grupo de trabajo dentro de la organización. Hablamos de cambios concretos y palpables, pero ¿qué hay del cambio de mentalidad o cambio emocional en dichos equipos? ¿Las empresas se preocupan por los sentimientos de sus empleados?

    Poco a poco los formadores y responsables se han dado cuenta de la existencia de que los sentimientos individuales forman parte de los grupos de trabajo y a veces los sentimientos particulares pueden estar en contraposición de los que genera el equipo al que pertenece. Esto es así que se han tomado muy en serio la construcción de un equipo dentro de la empresa donde no sólo se trabaje en equipo sino sean capaces de respetarse emocionalmente y a la vez tengan sentimientos comunes. El objetivo es saber gestionar las emociones de todos los miembros para que cuando el equipo emita dichas emociones no invada la parte individual de cada uno y si esto ocurre que sea de forma consciente.

    Es aquí cuando la figura del líder juega un papel fundamental ya que es el que tiene que ser capaz de organizar y ordenar las emociones. Además, el líder deberá formar parte de otros equipos donde otras personas trabajen sus propios sentimientos. Es obvio que esto no es una tarea sencilla pero si se minimiza el roce entre los sentimientos de cada miembro se podrá avanza en el éxito de ese colectivo.

    ¿Quieres aprender a gestionar los sentimientos y el clima emocional de tu equipo de trabajo? Nosotros te ayudamos a usar las herramientas en de Gestión del Clima Emocional en los equipos de Trabajo, además de mejorar tu capacidad para entusiasmar a tus colaboradores, transmitir ilusión y compromiso y gestionar la automotivación, de la cual hablaremos en el siguiente post.

    Tags

    Arancha Gayoso

    Para conocer el perfil profesional de Arancha, haz clic aquí.

    Escribe aquí tu comentario

    • Nombre *

    • email *

    • Sitio web (Opcional)

    • Mostrar comentarios